Descripción: 132 Viviendas de Promoción Pública en Valdecorvos (Anteproyecto)
Situación: Valdecorvos (Parcela18) - Pontevedra
Promotor: Instituto Galego da Vivenda e Solo - Xunta de Galicia
Fecha: 11.2008
Superficie: 14.992 m2
PEM: 9.969.768 €

El edificio objeto del proyecto se trata de una unidad residencial, de tipo edificatorio de vivienda colectiva en bloque lineal que se inserta en una estructura urbana todavía en desarrollo. Esta tipología se ha utilizado para completar y coser los límites del polígono que están en contacto con la edificación existente situada en el suelo urbano consolidado adyacente.

Se proponen tres bloques de viviendas con un sótano común, con lo que se pretende establecer un diálogo entre las complejas condiciones del entorno urbano, la abrupta topografía y la necesidad de encajar un programa denso (elevado número de plazas de garaje, accesibilidad, óptimo soleamiento para todas las viviendas).

La fragmentación de la edificabilidad en tres volúmenes, permite “esponjar” el espacio interior que encierran las edificaciones, creando un espacio exterior de calidad ligado a la edificación, que será un valor añadido destacado en el entorno urbano. De este modo se favorecen las visiones cruzadas, se mejora el soleamiento de todas las fachadas y se logra conservar gran parte de la carballeira existente en el lugar como “imagen de marca” del edificio.

La propuesta trata de huir de una imagen masiva, continua y uniformizadora, para buscar matices en las distintas tipologías de vivienda, dotando al conjunto de un aspecto heterogéneo y harmónico a la vez. Se trata de enfatizar los elementos que forman parte de la colectividad. En lugar de un forzado vivir unos con otros se buscar aceptar vivir unos al lado de los otros.

Con esto también se logra rebajar la escala del edificio y el impacto visual que tendría en el entorno. Se busca la imagen ambiental de una manzana de un entorno urbano, formada por una amalgama de edificaciones características diversas que, a su vez conforman una unidad con elementos comunes, huyendo del aspecto de esos edificios periféricos y masivos tan habitual en numerosas actuaciones de vivienda social.

En la distribución de las viviendas se persigue que la totalidad de las estancias, a excepción de los baños, tenga la mayor superficie posible en contacto con el exterior para conseguir un adecuado soleamiento y ventilación de cada una ellas. Este esquema permite dotar a las viviendas de doble orientación consiguiendo un óptimo soleamiento a lo largo del día.