Descripción: Vivienda Unifamiliar en Orro
Situación: Orro, Culleredo - A Coruña
Promotor: Pablo
Fecha: 09.2011 - 07.2013
Superficie: 203 m2
PEM: 165.000 €

La vivienda se sitúa en la parcela condicionada principalmente por las orientaciones existentes, abriéndose al sur para obtener un interior cálido y luminoso, a la vez que se disfruta de las mejores vistas y se evita el contacto (visual y acústico) con la vía municipal situada en el lado norte. La existencia de viviendas en las parcelas vecinas (hacia el este y el oeste) refuerza esa intención de abrirse al paisaje y buscar la intimidad respecto a vecinos y carretera.

Otro motivo que incide tanto en la forma como en la posición de la edificación es el límite del suelo urbanizable, que corta la parcela, dejándola con una zona edificable en forma de T, con varios quiebros. Esto, unido a los retranqueos obligatorios y a la distancia máxima de la fachada con respecto a la vía, acota en gran medida las posibilidades en la elección de la tipología edificatoria y su colocación en el terreno.

Por otra parte, un tercer aspecto que marca el proyecto es que el promotor demanda una casa con “rasgos reconociblemente tradicionales”, tales como proporciones rectangulares y cubiertas a dos aguas.

Una vez valorados todos estos condicionantes iniciales, se considera que una interpretación literal de todos estos condicionantes sugiere la estructura óptima. La propuesta concibe la vivienda como un elemento “tradicional” a la vez que abstracto, rectangular pero necesariamente quebrado.

Interiormente, la vivienda se organiza de modo que todas sus estancias se abren ampliamente a la propia finca (sobre todo hacia el sur), evitando los huecos hacia los lindes laterales, en busca del equilibrio entre la intimidad necesaria y una óptima relación con el espacio exterior.

Se persigue que la totalidad de las estancias tenga la mayor superficie posible en contacto con el exterior para conseguir un óptimo soleamiento y ventilación de cada una de ellas. En la medida de lo posible se dota al área de día de doble orientación, lo que favorece las ventilaciones cruzadas y la iluminación natural a lo largo de un mayor número de horas diarias, lo que nos beneficiará para conseguir un adecuado control del edificio.

El esquema escogido permite idear unitariamente todas las soluciones constructivas y técnicas que se incorporan a la envolvente del edificio, al tiempo que permite realizar una estructura con un ritmo de pórticos muy limpio tanto en la ejecución como en el resultado de servidumbres.